RUBEN MENVIELLE: LA PERSEVERANCIA DA SUS FRUTOS

El auto del último ganador de la clase 2 del Turismo Nacional (TN) estuvo en Charata. La máquina que maneja Matías Menvielle (La Pampa) y que obtuvo el triunfo en Posadas se robó la atención por varios días. Rubén (Papá) junto al ayudante Alexander Tello hizo una parada en la Perla del Oeste antes de ir hacia el autódromo de Termas (Santiago del Estero). IMPERDIBLE.

ruben menvielle

Matías Menvielle es el piloto del cual todos hablan, el triunfo obtenido en Posadas en la clase 2 del TN permitió conocer a un pibe honesto, laburador y sincero. Corrió, ganó y volvió rápido porque tienen que seguir con los estudios. El presupuesto que maneja es inferior al de todos y es su papá Rubén quién como se dice vulgarmente, "tira el centro y cabecea". El maneja el cole, le mete mano al auto, toma las decisiones. Es algo que la familia hace a pulmón y por sobre todo le gusta. Mano a mano con EL DEPORTIVO, Rubén Menvielle, hizo mención al momento de su hijo y dejó en claro que la perseverancia da sus frutos. Las cosas empiezan a marchar por buen puerto. "Este es un viaje programado antes de la carrera que se correrá en las Termas, todo relacionado con los costos, para abaratar los mismos, para nosotros es importante todo esto por eso decidimos hacer estas dos carreras sin volver a casa. La mayoría termina y se vuelve a sus hogares, nosotros no podemos porque se nos complicaría todo. En esta gira nos ahorrábamos un montón de combustible y días de trabajo, porque hay que llegar allá, hay que bajar el auto, después salir antes por eso decidimos no volver. La verdad que siempre a uno le gusta y trata de hacer lo mejor para que las cosas se den de la mejor manera. No pensamos que podíamos ganar en Posadas pero por suerte todo se dio así y hoy estamos bebiendo las mieles del éxito. En Toay (La Pampa) estábamos seguros que teníamos el auto para ganar pero no fue así, Matías cometió muchos errores y terminamos en el puesto 17. En Posadas esperábamos meternos entre los diez y vio la bandera a cuadros al llegar en el primer lugar. Nunca había estado en Charata, pasamos por acá y nos metimos en una estación de servicio sin saber que era de Yamil Apud (piloto local del TN). Ahí aparecen en escena Jorge Fernández y los hermanos Manuel y Juan Iglesias que tuvieron un gran gesto de hacerme un lugar en el taller para estar acá algunos días. Yo no viajo de noche, y como manejo solo, la idea era descansar, solo viajo de día. Descanso, me levanto y sigo, me tomo mi tiempo, en esta oportunidad me acompaña mi ayudante Alexander. Luego del triunfo en Posadas, Matías volvió en auto porque está estudiando Ingeniería mecánica en Bahía Blanca, además tenía que salir a juntar el dinero para la próxima competencia. Es un chico que hace un sacrificio enorme para poder estar en cada competencia, él hace almuerzos que reparte a domicilios y así junta la plata para ir a correr. Macachín es un pueblo de unos 7.000 habitantes y aún no volvimos para celebrar, lo haremos más adelante porque tenemos casi un mes más afuera de casa. Mi esposa es maestra ella sabe que todos luchamos para que Matías tenga lo mejor y pueda seguir en esto. Mi hija estudia en Bahía Blanca Licenciatura en Turismo, todos hacen un esfuerzo, es una lucha entre la familia para seguir adelante. La perseverancia te da sus frutos. Eso se manifiesta ahora más que nunca. Yo con el auto a todas partes, lo trabajo a mi antojo, la única dificultad que se presenta hoy es que no tenemos los frenos que nos gustarían, por ejemplo, a los amortiguadores no me los hace nadie, los hago yo, hacemos nuestras propias cosas. Este año recién tengo balanzas para poder contrapesar el auto. No tengo una persona por rueda para poder cambiar los amortiguadores, los espirales, por eso a veces me da miedo cambiar algo y que después antes de salir a pista tenemos que estar apretando algún tornillo. Hay algo que aprendimos en este tiempo, aprendimos a resolver que es lo que hace el que va arriba, por eso Matías se va amoldando a esas situaciones y por eso tiene que adaptarse a distintas formas de manejo en el momento mismo de la competencia. Por suerte las cosas nos van muy bien. Tenemos un presupuesto inferior a la mayoría, es la típica cuestión, tratamos de que sea muy austero, peleamos por los costos, por eso me molesta porque la gente que está a cargo de esto a veces no lo interpreta. A la mayoría de los pilotos no les cuesta tanto como a nosotros formar parte de la categoría. En Charata me encontré gente macanuda y que está dispuesta a dar una mano soy un agradecido a Jorge Fernández y Familia. A los hermanos Manuel y Juan Carlos Iglesias. De Charata y su gente no me olvido nunca", finalizó.-
Nos encontramos en la web con esta nota de un macachinense y creímos que mucha mas gente podría verla si la publicamos. Felicitaciones a Ruben, Matias y su familia!!!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar