Al menos dos personas murieron en el desbordado recital del Indio Solari

Algunas versiones afirman que las víctimas podrían ser más; cerca de 300.000 personas participaron del espectáculo del ex líder de los Redonditos de Ricota

indio-solari-en-olavarria-2376151w620
Una avalancha durante el recital del Indio Solari en Olavarría acabó con la vida de al menos dos personas adultas. La información fue confirmada a la prensa por el subsecretario de Salud de esa localidad, Germán Maroni, quien precisó que uno de los jóvenes falleció por politraumatismos, el otro por un paro cardiorrespiratio y que ninguno de los dos era oriundo de Olavarría. A su vez, según pudo saber LA NACION, hasta el momento hay decenas de personas heridas.
Autoridades del hospital local se negaron a confirmar a LA NACION quiénes son las personas fallecidas hasta el momento, no obstante fuentes ligadas al centro de salud aseguraron que los fallecidos serían en total diez, siete de ellos menores de edad y tres adultos.

Los hechos, según varios testimonios, habrían ocurrido durante el tercer tema interpretado por el Indio Solari, cuando entró una oleada de gente que sobrepasó a los encargados de seguridad. Eso derivó en una avalancha que ejerció presión sobre los que ya estaban instalados en el predio.

Según distintas fuentes, el público presente ascendía a 300 mil personas, cuando sólo se había autorizado el ingreso a 200 mil.

Al margen de las víctimas fatales, en el hospital informaron que se encontraban colapsados en su capacidad por el ingreso de jóvenes con distintos grados de intoxicación.
El show fue detenido a media hora de comenzar, durante el tercer tema, cuando el Indio dijo que había unos 20 chicos en el suelo, apretados contra las vallas. "Deben estar borrachos. No los pisen", rogó el músico.
Gonzalo, uno de los asistentes, contó a Télam: "La salida fue un desastre porque nos hicieron ir por el lado contrario al que habíamos entrado y a todos por un solo lugar". "Redujeron la salida a una esquina del predio y hubo gente que se trepó a los techos de las casas contiguas para salir", agregó el joven.

Bomberos, ambulancias y policías confluyeron al lugar, en medio del barro provocado por las lluvias que se habían desatado durante toda la jornada.

Otros asistentes al recital señalaron que, además de los heridos por el aplastamiento, había jóvenes que presentaban heridas de arma blanca. Según trascendió, algunas personas fueron asistidas en las carpas sanitarias que dispuso la organización.

De acuerdo con lo indicado en Jefatura Distrital, Susana Alonso es la fiscal de turno y esta madrugada se encontraba en la oficina policial de la comisaría primera realizando las primeras averiguaciones acerca de lo ocurrido.

Según testigos y periodistas que cubrían el espectáculo, Solari había detenido su presentación para pedir que auxilien a personas que habían caído al piso y fueron empujadas y aplastadas por la masa que todavía ingresaba al predio conocido cómo "La Colmena".

"El Indio le pidió varias veces a la gente que se hiciera hacia atrás, habían unos 20 tipos tirados", relató Silvia Iacobucci, una mendocina del público al medio El Sol.

"No sean boludos, vayan atrás, no queremos muertos", advirtió el Indio.

Según Iacobucci, el recital cambió por completo: "Los temas fueron más tranqui y se evitó aquellos que podían provocar agite o pogos".

"Entre tema y tema había una pausa muy larga, y un pedido reiterado para que la gente se hiciera para atrás", recordó al portal mendocino.

Federico Lingua, otro mendocino que presenciaba el show, detalló: "Fue un recital completamente caótico y accidentado", y añadió que el músico "no le puso ni media onda porque se notaba que algo había pasado".

Es la primera vez que en Olavarría se registra un evento turístico de esta magnitud. En 1997, hace 20 años, iban a presentarse allí Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, pero a último momento se suspendió el recital, por lo que los músicos dieron la única conferencia de prensa de su historia.
La logística para el evento fue implementada en conjunto por la policía local y los ministerios de Seguridad de la provincia y de la Nación; este jueves, Cristian Ritondo llevó a Olavarría 10 patrulleros, 20 motos y un dron.

El operativo sanitario incluyó hospitales móviles provistos por el gobierno provincial y un sistema de emergencia dentro del predio, instalado por los productores del evento, que además contrataron 1.200 efectivos de seguridad privada.

El Indio llegó este jueves a las 15 al aeropuerto local en una avioneta privada y fue recibido por autoridades municipales, luego se trasladó en una combi pero no se sabe dónde está hospedado, aunque algunas versiones indican que podría estar en una estancia de un particular.
Estaba previsto que las puertas del predio Colmena, que tiene unos 300 metros por 600, se abrieran a las 15, pero los organizadores decidieron anticipar el ingreso de los fans para descongestionar las avenidas cercanas.