Parque Luro: guía aseguró que la reserva "tocó fondo"

Las visitas guiadas al Parque Luro fueron suspendidas a partir del 27 de marzo por el guardaparque de la reserva, Federico Bruno.

Castillo frente1 Oscar Folmer

El profesional, contratado por la Secretaría de Turismo de la provincia, decidió interrumpir los paseos de los turistas por los senderos y miradores del bosque de caldén por temor a que alguien resulte herido por un disparo de cazadores furtivos. "El Parque Luro tocó fondo", dijo ayer consultado por LA ARENA.
El domingo este diario informó que la Policía de Toay, de la división Abigeatos, había identificado y allanado las casas de los cazadores furtivos que una semana antes habían matado a ejemplares de ciervo en el interior de la reserva, donde, obviamente, está prohibida la caza. Las denuncias por la caza ilegal en el parque no son nuevas.

Peligran las personas.
Ante esta situación, este diario consultó ayer a Bruno, quien brindó un panorama pesimista sobre el parque ubicado a 35 kilómetros al sur de Santa Rosa, sobre la ruta 35. "Se suspendieron las visitas guiadas porque no hay seguridad. Están cazando a 200 metros de los senderos, a las 14, en días que hay hasta 1.200 visitantes. Que maten los ciervos ya es anecdótico, lo que está corriendo peligro es la vida de las personas", denunció.
Bruno aseguró que en varias oportunidades alertó de modo informal a las autoridades sobre lo que estaba ocurriendo con el descontrol que existía en la reserva, donde cada vez los furtivos se atreven a cazar más cerca de los sitios públicos. Pero en los últimos días, sus avisos a los responsables fueron vía carta documento: una dirigida a Turismo, de la cual depende como contratado, y la otra a Ecología, el área que tiene responsabilidad sobre la seguridad en la reserva, según explicó.
"El miércoles mataron a un ciervo a 200 metros de un mirador. En ese momento, las 10 de la mañana, estaba guiando a dos fotógrafos de naturaleza, que son los más conocidos de la Argentina", recordó. Un episodio volvió a ocurrir el domingo último, justo el día en que las visitas son más numerosas.

¿Area protegida o recreativa?
"El Parque Luro tocó fondo. No se está manejando como un área protegida, sino como un parque recreativo. Hay que discutir profundamente lo que se quiere hacer porque lo que está ocurriendo es gravísimo y están tratando de ocultarlo", dijo.
El guardaparques aseguró que desde Turismo le estaban exigiendo que dejara sin efecto la suspensión de las visitas guiadas, pero él se manifestó firme en no llevar a los visitantes a los senderos y miradores. "Si pasa algo, yo soy el responsable", argumentó.
Bruno afirmó que el perímetro del Parque está lleno de agujeros por donde ingresan furtivos, pero aseguró que los controles en el ingreso principal son mínimos y no descartó que los cazadores ingresen por allí, camuflados como visitantes.

Fuente La Arena

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar